Colón, tierra de playas y termas

16 noviembre, 2019
28 Views

A orillas del Río Uruguay asoma con casas bajas y pocos edificios, una ciudad que lo tiene todo para quien necesita un descanso. Durante el día se pueden disfrutar de sus 10 km de playas –si el clima lo permite, o zambullirse en las aguas dulces termales de la región. La noche invita a paseos calmos para dejar el stress definitivamente abandonado a la par de la naturaleza, los buenos modales y la paz del cauce de agua o a la vorágine –si se necesita de ella, de su casino.

Cómo llegar:

Ubicada a tan sólo 320 kilómetros de la capital de Argentina, la ciudad de Colón está en el centro mismo del Mercosur, lo que hace muy fácil el acceso a la localidad desde cualquier punto de país y otras naciones vecinas.

Desde Buenos Aires, se accede por el Puente Zárate-Brazo Largo, que se conecta con la ruta Nº 12, luego empalma con la Ruta Nacional Nº 14. Si se decide por el ómnibus, las empresas que realizan el trayecto Buenos Aires-Colón son: Flechabus, Zenit y San José.

Dónde hospedarse:

Hacienda Don Justo es un hotel spa de estilo colonial que en la tranquilidad apunta al servicio con guardería para niños y una gran cava subterránea. Hotel & Spa Costaneras es la calma frente al río con un spa que incluye todos los servicios tradicionales, además de tratamientos corporales y cosméticos. Hotel Quirinale es un clásico por su historia y ubicación, su spa cuenta con tres piscinas, una de ellas de aguas mineralizadas y termalizadas, única en el país por su similitud a las aguas naturales de Copahue. Hotel Punta Vip es acaso el más juvenil por su arquitectura y propuesta, se encuentra a 100 metros del casino de Colón, sobre la costanera.

Dónde comer:

Entre Ríos, aunque poco difundido, es tierra de vinos. La primera recomendación es el restaurant con cocina de autor de la Bodega Vulliez. Boccalino es una esquina pintoresca, como la mayoría en la ciudad!,  donde se conjuga la pizza por metro, la cocina internacional y los chivitos uruguayos. El Viejo Almacén es un clásico bodegón donde prima la comida casera y la atención personalizada.

Qué hacer:

La unión de ríos, playas blancas y palmares hacen de ésta, una ciudad para la aventura. A pocos kilómetros de Colón se ubica el Parque Nacional El Palmar. Extenso como es, el atardecer rosado disfrutado desde aquí junto a un termo y un mate, hacen que el viaje de por sí, valga la pena, mientras se intenta encontrar algún Gato Montés. Si se busca reposar, la opción ideal es el Complejo Termal que en total posee 10 piletas. Divididas perfectamente entre cubiertas y al aire libre, uno puede ir alternando para evitar así la clásica bajada de presión. Allí se pueden alquilar desde batas hasta reposeras y disfrutar de almuerzos y jugos. El tema de las islas es uno aparte. Ellas aparecen y desaparecen según el nivel de las aguas y por eso el paisaje muta constantemente. La historia del Molino Forclaz es interesante, puesto que a falta de viento se ideó un sistema para que fuera movido a través de mulas. El no tan conocido Parque Dr. Herminio Quiróz en Colón es un hermoso espacio ubicado en una de las zonas más altas de la ciudad que otorgan una panorámica única en medio de una arquitectura que inspira a crear.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com