Como elegir el alojamiento ideal

En los últimos años la hotelería se ha diversificado para que cada viajero encuentre su lugar, mientras está lejos de casa. Aquí las diferentes clasificaciones.

23 diciembre, 2019
90 Views

La palabra hotel proviene del francés hôtel, término que se utilizaba para mencionar a un espacio anexo a la casa principal para hospedar visitas.  Los servicios que incluyen pueden incluir piscina y spa, gimnasio, restaurant. Pueden ofrecer solo desayuno, media pensión (en general  es desayuno y cena) o pensión completa.  En las últimas décadas, a la clasificación por estrella –que dependerá de la cantidad de servicios que provea, se incorporaron otras categorías:

Eco-hoteles: con el advenimiento de la preocupación por el medio ambiente, estos hoteles son un boom. Se caracterizan, no solo por no dañar la ecología sino también por hacer un aporte significativo a la misma. Por ejemplo, la electricidad se obtiene de medios renovables (como el sol), los desechos que se producen son biodegradables, no se permite fumar y la comida es orgánica.

Apart hoteles: son aquellos espacios que funcionan como hoteles, por el sistema de reservas que utiliza, el servicio doméstico diario y el check in-check out riguroso, pero que tienen la funcionalidad de departamentos. Por este motivo, a la habitación convencional se le agrega living comedor y cocina.

Hoteles de negocios: con los viajes de empresarios como base del funcionamiento de las empresas, se creó este concepto que busca brindar los servicios que solo este tipo de viajeros puede necesitar: salas de reuniones, check in y check out Express. Por lo general, también cuentan con centros de convenciones y están provistos de los servicios necesarios.

Hoteles boutique: generalmente están emplazados en casas antiguas remodeladas pero aquí lo que prima es el servicio personalizado. Algunos sostienen que solo un alojamiento con hasta treinta habitaciones lo constituye, pero lo cierto es que lo primordial es que son pensados para el confort de quienes los visitan. El respeto por la privacidad y una atmósfera tranquila y cordial son dos de los principales factores.

 

Hostel: surgieron como alojamiento exclusivo para jóvenes. Sus grandes beneficios son el bajo costo y la posibilidad de interactuar con otros viajeros. En un principio solo existían con grandes habitaciones con camas cucheta y baños compartidos pero hoy hay albergues que poseen habitaciones dobles con baño privado y los límites de edad se han extendido, ya que antes la máxima era de 30 años, en la mayoría.

Couch-surfing: es un sistema que llegó para quedarse y está dirigido a quienes buscan viajar sin dinero y/o que quieren conocer la cultura de la ciudad en la que están. Básicamente es un intercambio: alojarse en casas de otros usuarios, sin abonar  y recibir a viajeros en los propios hogares.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com