EL CACIQUE UCO Y UN VALLE DE ENSUEÑO

16 septiembre, 2018
954 Views

Uco es nombre de cacique huarpe que habitaba la región en épocas precolombinas.

Confirmar la presencia de aborígenes que poblaron el Valle de Uco muchos años antes de Cristo. En los petroglifos hallados se evidencia su forma de vida: era gente dedicada a la agricultura y a la caza de animales, gracias a las bondades que el lugar les ofrecía.

En el siglo XVI, la llegada de los conquistadores españoles desde tierras chilenas y peruanas marca las primeras exploraciones en tierras donde habitaban familias indígenas dóciles y laboriosas: los huarpes. De esas épocas proviene la palabra“Uco”, que hace referencia al nombre del cacique Cuco; además, se traduce como vertiente de agua, elemento primordial de la región.

Un siglo más tarde, los padres jesuitas se instalaron en el valle. Constituyeron el primer pueblo organizado y fundaron el Curato de Uco, dando comienzo a la evangelización.

El general José de San Martín gobernó Cuyo con sede en Mendoza entre 1814 y 1816, mientras organizaba los preparativos para emprender el cruce de los Andes y liberar a Chile y Perú. En varias ocasiones se reunió con nativos en la zona antes de la expedición libertadora; también, con el militar argentino Manuel de Olazábal al volver a su patria por el paso de El Portillo, en lo que hoy se conoce como Manzano Histórico.

A su vez, la historia de la vitivinicultura en la región tiene sus referentes. En la década de 1880 Juan Giol, Bautista Gargantini y Pascual Toso llegaron desde sus tierras europeas y se asociaron entre sí y dedicaron a la producción de vinos. Tres afamados apellidos que dieron lugar a inicios de 1930 a la Bodega y Viñedos San Polo, que se honra de contar, hasta nuestros días, con cinco generaciones de bodegueros.

El Valle de Uco, que ocupa la franja central del territorio provincial mendocino, ofrece el paisaje ideal para la explotación turística gracias a la amplia diversidad de actividades que allí se pueden realizar: turismo aventura, religioso, cultural, rural, naturaleza y los Caminos del Vino. Se encuentra al norte del río Tunuyán y forma parte de los departamentos de Tunuyán, Tupungato y San Carlos, en la provincia de Mendoza, Argentina. Cuenta con una extensión total de 17370 km2.

Su clima es óptimo, escasas lluvias y heladas casi diarias en los meses de junio, julio y agosto. Su altura promedio oscila entre los 1.000 y 1.200 metros sobre el nivel del mar. Sus suelos son arenosos y pedregosos produciendo así excelentes drenajes. La excelente combinación de estos tres factores -clima, altura y suelos- que se produce en  el Valle de Uco lo convierten en un lugar único y privilegiado para el cultivo de la vid. Se destacan las variedades de Semillón y Malbec, que alcanzan aquí resultados de inigualables calidad para la producción de vinos cotizados a nivel mundial.

Está rodeado por las altas cumbres de los Andes. Es una zona muy fértil, con lluvias no muy abundantes y heladas casi diarias en los meses de junio, julio y agosto. Es un pasaje ideal para ser visitado gracias a la diversidad de actividades que se pueden realizar: turismo aventura, religioso, cultural, rural, el contacto con la naturaleza y los Caminos del Vino.

La  Cordillera de los Andes, que enmarca el Oeste, establece el límite con Chile y esconde en su interior paisajes deslumbrantes como las nacientes del Río Tunuyán, donde se encuentran las montañas de seismil metros, más australes del mundo. El Cordón del Portillo, alcanza alturas que oscilan entre los 4.900 m en el sur y 6.000 m hacia el norte. El Volcán Tupungato, de 6.570 m, señorea en una profunda quebrada. Hacia al Sur, el Volcán Maipo, se refleja en la Laguna del Diamante, generando una de las postales mendocinas más impactantes.

En el Valle de Uco el paisaje y la naturaleza se brindan en todo su esplendor, conjugando mágicamente valles, sierras y cordillera surcados por el río Tunuyán, el más importante de la región, donde confluyen los arroyos Gaucha, Las Tunas, Pircas y Grande que recogen los deshielos de la nieve cordillerana.

Estas aguas cristalinas, ricas en oxígeno, tienen la temperatura y condiciones ideales para la cría de salmónidos lo que ha favorecido el asentamiento de criaderos que distribuyen sus productos frescos en hoteles y restaurantes de la zona.

Predomina la trucha denominada “arco iris” que ofrece una carne de alta calidad, bajas calorías, colesterol nulo y alto porcentaje del factor Omega 3 que combate las enfermedades cardiovasculares.

La trucha posee un sabor suave y delicado que se adapta perfectamente para la elaboración tanto de platos rápidos como de alta cocina.

La flora del Valle de Uco es sumamente variada: se encuentran pastizales de gramíneas, líquenes, helechos, coirón, rosa mosqueta, tomillo, cortaderas, jarilla, chañar, atamisqui, totora, retamillo y junquillo entre otras.

También la fauna del Valle de Uco presenta una amplia variedad: cóndores, águilas, vizcachas, liebres, zorros, zorrinos, pumas, quirquinchos, patos, guanacos y piuquenes en serranías y montañas, mientras que en las zonas llanas se observan lagartijas, serpientes, liebres, perdices, conejos del cerco, nutrias, pititorras, bagres y taguas.

Implantado entre cordillera y arroyos, el Valle de Uco ofrece un gran abanico de seductoras actividades para el turismo. La oferta para vacacionar en el valle es muy amplia, variada y accesible, con alternativas para todos los bolsillos.

Si te gusta el mundo del vino nada mejor que el Valle de Uco para realizar entretenidos recorridos por viñedos, enmarcados por la imponente de la Cordillera de los Andes, combinándolos con visitas a bodegas familiares y artesanales. También se encuentran aquí algunas de las más modernas y fastuosas bodegas del mundo construidas por reconocidos inversores nacionales y extranjeros. Conocer estas bodegas es la oportunidad de interiorizarse en los proceso de elaboración del vino y deleitarse con alguna degustación.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com