Esteros del Iberá: aventuras increíbles en un paraíso natural

29 enero, 2020
16 Views

La provincia de Corrientes alberga un paraíso natural digno de ser visitado. Sea en familia o con amigos, en este sitio, la conexión con la naturaleza y la desconexión con la tecnología proponen un viaje introspectivo y especial, ideal para descansar y vivir el momento.

 

Esteros del Iberá es un humedal, es decir, una zona de tierra que se inunda de manera permanente, sirviendo de hogar a vegetación y animales autóctonos. Abarca unos 12.000 KM² y se ubica a unos 150 KMs de la ciudad de Corrientes. La ciudad más próxima es Mercedes, aunque también está cerca Posadas, en Misiones. El poblado más turístico es Colonia Carlos Pellegrini y allí se encuentra la mayor oferta en cuanto a alojamientos y actividades.

 

Allí, abundan diferentes especies de animales: carpinchos, ciervos, venados, lobitos de río, monos, ocelotes, tapires, chancho rosillo, ñandúes, yurumíes, yaguaretés, yacarés e incontable variedad de serpientes. No obstante, sin duda, lo más llamativo son las aves: hay más de 300 especies diferentes, entre las que se destacan algunas consideradas “raras”, como el espartillero pampeano, el cardenal amarillo, el tordo amarillo, el yetapá y el capuchino de collar, el espartillero enano, el guacamayo rojo o el muitú.

 

Para recorrer este maravilloso destino, los Expertos de Almundo recomiendan:

●      Llevar protector solar, anteojos de sol y gorro (o algo para cubrirse la cabeza).

●      Llevar repelente de mosquitos, el aliado ideal para el atardecer.

●      Llevar abrigo, ya que cuando baja el sol, refresca (incluso en primavera / verano).

●      La señal de teléfono e internet no son muy buenas, lo cual es ideal para conectar realmente con el lugar y el momento.

 

Para todos aquellos amantes del turismo ecológico y de los paraísos naturales, los Esteros del Iberá es el lugar ideal para realizar una escapada. La forma más común para recorrerlos es a través de las travesías en camioneta 4×4 o bien en algún vehículo acuático. Las excursiones “náuticas” (en kayak, canoa o lancha) suelen durar alrededor de dos horas y pueden ser contratadas directamente en el mismo lugar de hospedaje. Pueden hacerse tanto de día como de noche, para disfrutar de un precioso atardecer o del cielo estrellado como nunca antes se ha visto.

 

“Esteros del Iberá es un sitio maravilloso, del que los argentinos debemos estar profundamente orgullosos. Su variedad y riqueza natural hacen de este sitio el lugar perfecto para escapar de la rutina, conectar con la naturaleza y vivir momentos inolvidables en familia o con amigos”, indicó Francisco Vigo, Country Manager de Almundo.