La nueva normalidad en la aeronáutica

Por Natalia Corti y Lucas Díaz Mella. Alumnos de ICAPA.

26 mayo, 2020
198 Views

Como se sabe en un aeropuerto, o en los mismos pasos para tomar un vuelo, había mucha manipulación de un mismo papel en las manos de varias personas. Sea el boarding pass (en formato impreso o digital) o el DNI, era manoseado por el pasajero, personal de la línea aérea en check in, el de seguridad al ingreso a la sala de embarque, podía ser requerido también por el oficial de policía del control, y luego nuevamente personal de la línea aérea en el embarque. Hoy en día lo que se busca es que esto se reduzca a lo mínimo, personal de seguridad y de la línea aérea deberá tener el menor contacto con la documentación y el pasajero.

Una medida implementada antes de la pandemia (aunque sin mucho éxito, pero que ahora es de gran utilidad) para evitar demoras en despacho, era que si el pasajero tenía excedente de equipaje ya podía hacer el pago del mismo online y se le otorgaba el marbete correspondiente, así una vez en el aeropuerto se acercaba directamente a los mostradores que estaban disponible, exclusivamente, para esa opción de despacho.

Adaptar aviones y aeropuertos para la nueva etapa que se viene.

Las opciones que se están pensando es que los aviones no vuelen con una ocupación superior al 65% de su capacidad, otras medidas a tener en cuenta es la obligación de uso de cubre bocas, al ingreso a la aeronave la tripulación puede colocar o rociar alcohol en la manos y suela de los zapatos de los pasajeros. Se está evaluando la opción también de colocar mamparas de acrílico entre los asientos o directamente reorganizar los asientos en las aeronaves para mantener el distanciamiento.

Así mismo todos los aviones deberán contar con sistema de aire acondicionado que posean filtros especiales de alta eficiencia (HEPA) que permiten la renovación del aire de la cabina de manera frecuente, por otra parte, estos aires tienen la capacidad de capturar partículas de diferentes tamaños, incluyendo los virus, lo que permite un ambiente más limpio que disminuye la probabilidad de contagio. Con gran importancia se tendrá que tomar la desinfección del avión con productos químicos luego de cada vuelo.

Esto no necesariamente implica una mayor demora en el embarque y en el turnaround de la aeronave y aunque las generara es necesario primar la seguridad para que la actividad empiece a hacer nuevamente segura.

Por otro lado, los aeropuertos también están tomando ya las medidas de distanciamiento social delimitando   el piso con marcas para las filas de espera, deberá ser utilizado uso de check in on line o los kioscos automáticos para que las filas en mostradores sean únicamente para despacho de equipaje. En Aeroparque por ejemplo ya se colocaron acrílicos en los mostradores tanto de check in, como en las puertas de embarque.

Se seguirá usando el control la temperatura al ingreso, pero como se sabe, algunas personas son asintomáticas, asique no sería un método definitivo para detección de contagiados.

La idea es que solo ingresen al aeropuerto las personas que efectivamente viajen, por eso la exigencia de realizar el check in web o en el caso de hacerlo en la terminal usando los kioscos automáticos.

El pasajero

Si pensamos en cómo puede afectar esto al pasajero, muchos se sentirán más tranquilos y seguros al ver que hay un protocolo de seguridad e higiene que se está llevando a cabo tanto en el aeropuerto como en las líneas aéreas. Por otra parte, el tiempo de antelación que deberán tener antes del vuelo no será muy diferente al actual, al menos en los vuelos de cabotaje, que serán los primeros en implementarse. Si ya tienen el web check in y no despachan equipaje o ya compraron los marbetes para despacharlos, sería solo ingresar a la sala de embarque con los controles pertinentes. Creo que la mayoría de los pasajeros se sentirán más protegidos y animados a volar con estas medidas.

Según encuestas realizadas si bien en el corto plazo las personas tienen pocas intenciones de realizar viajes en general, cuando se levanten las restricciones de vuelos habrá un número importante de personas dispuestas a volar, no solamente por necesidades laborales, sino también por cuestiones turísticas. En su mayoría se trata de jóvenes solteros que tomando los recaudos necesarios estarían dispuestos incluso a viajar sin asientos libres de por medio.

Sin embargo, las líneas aéreas deberán esforzarse en mostrarse las más higiénicas y lo más seguras posibles. Esto seguramente repercutirá en el uniforme: tapabocas, guantes, lentes de acrílicos o demás instrumentos de protección que puedan usar; así como también en la forma de actuar del personal, es decir ser muy respetuoso con el distanciamiento tanto con el pasajero como con los mismos compañeros. Deberá tomarse con seriedad este punto para que de cara al cliente estén lo más “protegidos” posibles.

Leave a Comment

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com