SAN SEBASTIÁN PERO EN AMÉRICA DEL SUR

19 diciembre, 2018
648 Views

En 1502, Américo Vespucio avistó la Sierra de Boiçucanga y sus paisajes. Como era el día de San Sebastián (20 de enero), el lugar fue bautizado con el nombre del santo.

San Sebastián es la ciudad más antigua del litoral norte de São Paulo, Brasil. Antes de la llegada de los europeos, la región estaba ocupada por los indios Tupinambás y Tupiniquins. La Sierra de Boiçucanga era una frontera natural entre las tribus.

Fundada en 1636, la Vila de San Sebastián tuvo una gran riqueza entre 1720 y 1780 como lugar de comercialización de metales preciosos llegados de Minas a Portugal.

El puerto local era muy concurrido por embarcaciones – incluso piratas – debido a su gran calado natural. Cultivos como la caña de azúcar, el café y el tabaco también prosperaron en esos días.

Los tesoros de San Sebastián actualmente son las playas, islas y ensenadas enmarcadas por la exuberante vegetación de la Mata Atlántica.

Es el tramo más famoso de la costa paulista gracias a la buena infraestructura hotelera, el fuerte comercio y la gastronomía diversificada.

En temporada alta y durante los feriados largos, las arenas de playas como Maresias, Juquehy (o Juquehí), Barra do Sahy, Camburi, y Boiçucanga se convierten en un punto de encuentro de la juventud dorada paulistana.

El menú de atracciones es amplio: turismo histórico, surf, buceo, senderismo, paseos en lancha, piragüismo y baños de cascada. La escena nocturna en São Sebastião suele ser bastante agitada y las discotecas funcionan a todo volumen hasta el amanecer.

A pesar de la intensa agitación, si desea un paseo más calmado puede caminar por el tranquilo y bien conservado centro histórico de la ciudad, que tiene iglesias, capillas y edificios de los siglos 17 y 18.

La Isla de San Sebastián, cuyo territorio corresponde al municipio de Ilhabela, se encuentra enfrente de la costa oriental de San Sebastián. En esta costa es donde se encuentra el centro comercial de la ciudad. Entre la ciudad y la isla se localiza el canal de San Sebastián, que tiene una extensión de apenas 3 kilómetros, travesía que puede ser realizada por medio de balsas.

En la costa sur se encuentran las playas para hacer turismo: Toque-Toque, Maresias, Boiçucanga y Barra do Saí. Prácticamente toda la ciudad se encuentra localizada sobre las áreas planas que hay entre el mar y las sierras, a excepción de las torres de telefonía celular y de transmisión de energía eléctrica. La ciudad posee un clima oceánico, con una temperatura media anual de 24°C.

Transporte

La única manera de acceder a la ciudad es por medio de la carretera Doutor Manuel Hipólito Rego (BR-101), que la comunica con Ubatuba y Bertioga. La carretera es la arteria más importante del municipio, conectando los extremos norte y sur, con una línea de bus regular. Las bicicletas también son muy utilizadas para moverse dentro de los límites de la ciudad.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com