Santa Fe, la ciudad donde empezó todo

La ciudad de Santa Fe promete una experiencia única donde el río y la   ciudad, se mezclan permitiendo esparcimiento y descanso en cualquier época del año.

26 diciembre, 2019
174 Views

Santa Fe ofrece excelentes opciones en materia de hotelería y gastronomía, donde se destacan el pescado de río, el alfajor y la cerveza.  La reciente renovación de la ciudad ofrece numerosas posibilidades para divertirse, pasear y sentirse cómodo.

Un recorrido por las pintorescas Costaneras, que rodean a la Laguna Setúbal, unidas por el Puente Colgante, un recreo en el Parque Garay o las atractivas plazas de la ciudad. Una visita por el renovado puerto, que recupera su orgullo con nuevos emprendimientos, y el centro mismo de la ciudad para disfrutar de numerosos comercios situados en la Peatonal.

Por las noches restaurantes, bares y locales bailables invitan a degustar un buen liso santafesino, teatros, cines y salas culturales actualizan propuestas novedosas o bien probar suerte en el flamante Casino.

La ciudad ofrece diferentes recorridos que ilustran su historia constitucionalista, atraviesan sus paisajes isleños, recorren sus principales arterias y reconstruyen el pintoresco patrimonio artístico que la caracteriza.  Para ello se han creado diversos recorridos tales como,  el corredor de la costa, el camino de la constitución, paseo del boulevard, arte religioso y Santa Fe colonial.  Estos recorridos pueden hacerse con guías gratuitos permitiendo conocer a fondo todo lo que la ciudad ofrece.

El Puente colgante

El Puente Colgante es un símbolo de la ciudad, que cruza las aguas de la laguna Setúbal y une ambas costaneras. Este viaducto posee una historia que data de un derrumbe casi total y su posterior restauración. Originalmente fue diseñado para trasladar agua proveniente desde Colastiné. Hoy además de una referencia turístico es una vía de acceso para quienes concurren a la Ciudad Universitaria y para quienes viven en el barrio El Pozo.

El alfajor santafesino

El alfajor santafesino es una receta que se volvió tradición y representa a la ciudad en todo el país. Si bien existen variadas recetas los ingredientes básicos son los mismos: galletas de masa tostada rellenas con dulce de leche y bañadas en glacé de azúcar. Este símbolo gastronómico está unido a la historia de la ciudad desde la época de la Convención Constituyente de 1853. Fue en esa ocasión cuando los alfajores fueron conocidos en todo el país de la mano de los 23 constituyentes que, luego de vivir 6 meses en Santa Fe, eligieron este postre para llevarlo de recuerdo a sus hogares.

La elaboración de los típicos alfajores santafesinos comenzó en 1851 en un local ubicado a pocos metros del Cabildo. Su dueño se llamaba Hermenegildo Zuviría a quien apodaban “Merengo”. El sobrenombre dio origen a una marca que se consigue hasta estos días en los comercios que venden alfajores de la Ciudad.

La cerveza

La radicación de fábricas cerveceras en la ciudad desde principios del siglo XX, las altas temperaturas propias de la región y las inmigraciones suizas y alemanas, son los factores que convirtieron a Santa Fe en una ciudad con reconocida tradición cervecera. A su vez la ubicación de la capital provincial en el valle del Río Paraná, le otorga cualidades al agua similares a las de las ciudades  de Munich y Pilsen. A mediados de los años 30 la cerveza ya era un producto instalado socialmente entre los santafesinos. Los recreos, precursores de las actuales choperías, fueron durante mucho tiempo el lugar de reunión de hombres y mujeres.

Polo Cervecero

El patio cervecero posee una capacidad para 800 personas y ofrece una amplia variedad gastronómica. Se caracteriza por servir los tradicionales lisos extraídos directamente de los tanques de la planta (donde la cerveza espera a ser envasada a dos grados bajo cero). Este proceso se logró mediante una obra que comprende más de 300 metros de caño de acero inoxidable y conecta los tanques con las choperas del Patio Cervecero y que demandó más de 100 mil dólares de inversión.

Casa de la Cervecería

Originalmente conocido como el museo de la cerveza, y luego renombrado Casa de la Cervecería, propone a través de un recorrido por dicha casa y por la planta, conocer las máquinas, filtros, fotografías y una detallada descripción de la historia de la compañía cervecera. El recorrido es conducido por guías especializados a través de todo el proceso de producción y envasado, la historia y las particularidades de este símbolo santafesino, que es la fábrica de la cerveza Santa Fé.

Patio Cervecero Club Sarmiento

El club Sarmiento dio origen en 1966 al primer patio cervecero de la ciudad, que convoca todas las noches gente a pasar un rato agradable escapándose del calor y a tomarse unos “lisos”, una marca registrada en la cuidad de Santa Fe. Funciona durante el verano, y cabe destacar que cada persona puede llevar su comida, aunque en el club, se elaboran algunas comidas simples.

El liso

Las historias que narran el origen de esta típica medida santafesina son variadas. Algunas tienen como principal actor al fundador de la Cervecería Schneider: Otto Schneider. Otras están relacionadas con el ritual de servido de cerveza y con el aluvión inmigratorio de posguerra y el consiguiente crecimiento de consumidores de cerveza. Más allá de la verdad sobre su origen, ésta forma única de servir cerveza de barril se caracteriza por la popularidad en la ciudad y por requerir cierto grado de especialización. El placer de un liso bien tirado es apreciado tanto por los ojos como por el paladar. La espuma justa, la temperatura apropiada y una típica picada convierten el simple acto de tomar cerveza en un placer digno de los más exigentes paladares.

 

Donde comer

 

Donde alojarse

Holiday Inn Santa Fe

El hotel se ubica en el centro comercial y financiero de la ciudad. A una cuadra de la calle peatonal, comodidad y tecnología se unen en un edificio inteligente que está preparado para ofrecer la mejor atención al huésped más exigente.

Hotel Los Silos

Emplazado en el complejo Puerto Ribera, el primer centro de entretenimiento y turismo integral de la región. Se ubica dentro del dique 1 del Puerto de Santa Fe. El hotel posee una belleza arquitectónica  inmejorable ya que es uno de los patrimonios históricos de la ciudad, reciclado, con todo el lujo y el confort para recibir a los huéspedes. En la terraza posee una piscina con una vista imperdible.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com