ESCUCHA TANGO COMO NUNCA

18 abril, 2016
623 Views

Tango en el ciclo Desenchufados donde esta tradicional música ciudadana vuelve a lucirse con una velada increible.

Este sábado Radio el Mundo AM 1070 por quinta vez consecutiva volvió a abrir sus puertas y el anfiteatro cobro vida, volvieron las luces a encender la pasión por el Tango y allí se dieron cita voces increíbles de nuestra música ciudadana, Ramón Cáceres, Graciela Barrios, Lucrecia Merico, Beatriz de Zorzi y el trío HUMBERTO destacándose por su particular estilo de interpretación y creación de melodías que fueron provocadoras de repetidos aplausos en una nueva velada donde el Tango revivió una época gloriosa de nuestra radiofonía argentina, la historia mas vigente que nunca de Radio el Mundo AM 1070 con la conducción de Gustavo Sampayo y la participación de Matías Moyano y Julieta Nieto con una producción impecable de La Cocina del Mundo.

Dicen que la palabra tango es anterior al baile y que por el año 1803 figuraba en el diccionario de la Real Academia Española como una variante del tángano, un hueso o piedra que se utilizaba para el juego de ese nombre. Pero ya en 1889 la institución normativa de la lengua incluía una segunda acepción del tango como “fiesta y baile de negros y de gente de pueblo en América”. Sin embargo, debieron pasar casi 100 años para que el diccionario definiera al tango como “baile argentino de pareja enlazada, forma musical binaria y compás de dos por cuatro, difundido internacionalmente”.

Otros estudiosos de la música ciudadana argumentan que el vocablo es propio de las lenguas africanas que llegaron con los esclavos al Río de la Plata y cuyo significado sería “lugar cerrado”.

Es muy probable que tango sea una voz de origen portugués introducida en el nuevo continente a través del dialecto criollo afro-portugués. Al comparar tango y tambo, Blas Matamoro afirma que ambas son onomatopeyas del tam-tam o candombe utilizado en los bailes negros. Más aún, en dialecto bozal la expresión era “tocá tango” o “tocá tambó” (toca el tambor) para iniciar el baile. El lugar de reunión de los esclavos, tanto en África como en América, era llamado con ese vocablo.
Y así nombró Buenos Aires a las casas de los suburbios donde, a comienzos del siglo XIX, los negros se encontraban para bailar y olvidar temporalmente su condición.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com